Salsa de AJí Mirasol

Encontré esta sencilla receta en uno de mis libros de cocina favoritos: El Perú y Sus Manjares, Un Crisol de Culturas por la señora Josie Sison Porras de De La Guerra. Esta es una compilación de antiguas recetas pertenecientes a los conventos y a tradicionales familias limeñas. Por supuesto me enamoré del libro apenas lo leí. Muchas de las recetas son muy viejas, así que se explica su procedimiento en la manera antigua de prepararlas, por ejemplo, usando un batán (mortero de piedra que se usa en Perú desde hace siglos) en vez de la licuadora.

Esta salsa de ají mirasol es una de mis favoritas. Se hace con el ají mirasol entero, pero con frecuencia la preparo usando pasta de ají mirasol porque fuera de Perú es más fácil de encontrar, a menos que vivas cerca de alguna tienda que venda ingredientes sudamericanos.

La salsa solo tiene cuatro ingredientes: aceite vegetal, la pasta de ají mirasol, leche evaporada y sal. Es super fácil de hacer y es perfecta para servir sobre papas hervidas o cocidas al vapor, con pollo, cerdo o pescado, pero en el libro se especifica que es para servir con la causa. La primera vez que la hice fue igual como dice la receta y de verdad me encantó la salsa combinada con la causa. Le da una nota extra de sabor realmente inigualable.

Si quieres hacerla tal como la original tienes que comprar los ajíes mirasol enteros, cortarlos a lo largo y retirar las venas y las semillas. Luego tuestas los ajíes en una sartén sin aceite, viertes agua y los hierves, cambiando de agua tres veces. Escurre y licúa para hacer la pasta. Si quieres que te salga bien finita puedes colar la pasta. De lo contrario déjala tal como está.

Salsa de AJí Mirasol
Autor: 
Tipo de recetas: Salsa
Tiempo de Prep.: 
Tiempo de cocinar: 
Tiempo total: 
Comensales: 1½ taza
 
Ingredientes
  • ⅓ taza de aceite vegetal
  • ½ taza de pasta de ají mirasol
  • 1 lata de leche evaporada (o Half & Half)
  • Sal
Instrucciones
  1. Calienta el aceite vegetal en una sartén sobre fuego medio. Añade la pasta de ají mirasol y fríela, revolviendo, hasta que la mezcla se corte.
  2. Agrega toda la leche evaporada y sal al gusto. Continúa cocinando unos minutos o hasta que la salsa esté burbujeante y comience a espesar.
  3. Apaga el fuego y sirve.


Deja un comentario

*

Evalúe esta receta: